CD San José, Sporting Santo Domingo y Río
Duero Soria homenajearán a José Miguel Serrato en sus equipaciones

Celebran los 50 años de la llegada a Soria de un hombre
que transformó el voleibol y el deporte soriano.

El CD San José, el Sporting Santo Domingo y el Río Duero Soria, homenajearán a
José Miguel Serrato Tornero en sus respectivas equipaciones de juego de la
próxima temporada 2021-2022. Cada uno de los tres clubes tiene su propia
identidad y estrategia deportiva, pero junto a los valores del deporte,
comparten, por unanimidad, el sentimiento de gratitud a una figura que
transformó no solo el voleibol, sino cuya influencia contribuyó de forma
significativa al desarrollo del deporte soriano. En este sentido, estas tres
entidades quieren recordar que el próximo mes de septiembre se cumplirán 50
años de la llegada a Soria de aquel profesor de Educación Física nacido en el
norte de Marruecos. Se trata, por tanto, de una efeméride más que propicia
para plasmar, aunque sea de una forma modesta, un agradecimiento más que
merecido.


Los tres clubes portarán, bien en el pantalón o bien en la camiseta, el nombre
de José Miguel Serrato y las fechas de la efeméride. No obstante, habrá que
esperar a que cada uno de ellos presente oficialmente sus equipaciones de
juego de la próxima temporada para conocer el resultado de los diseños. En
cualquier caso, se trata de un pequeño gesto que, al ser compartido, adquiere
una mayor magnitud y que esperan, sea del agrado del homenajeado. Por otro
lado, las tres instituciones animan a los amantes del deporte soriano a
reconocer durante este año la labor deportiva de Serrato.

Cabe tener en cuenta que, la llegada a Soria de José Miguel Serrato en
septiembre de 1971 como profesor de Educación Física del Colegio San José,
supuso un antes y un después en el desarrollo del deporte soriano. Por aquel
entonces, el docente ya había sido internacional de voleibol con la selección
española y había jugado en el equipo más importante de la época en este
deporte, el Real Madrid de Voleibol. Aunque en su época universitaria también
había mostrado múltiples cualidades en disciplinas tan dispares como el
balonmano, baloncesto o el atletismo.
Si bien probablemente en sus planes iniciales no entraba el tener una larga
estancia en Soria, lo cierto es que su acogida en el Colegio San José, donde
rápidamente congenió con los Padres Franciscanos fue clave para que arraigara
en la ciudad. Junto con Félix Gonzalo, potenció el deporte del voleibol hasta que
fue propicio la creación de un nuevo club, el CD San José, que se fundaría en
mayo de 1978 y en el que consta, para la posteridad, el nombre de José Miguel
Serrato ligado al de su gran amigo el Padre Sebas y otros nueve compañeros de
viaje más.


A partir de ese momento el voleibol en Soria no dejó de crecer hasta llegar al
subcampeonato de la Recopa de Europa, una gesta para todo el voleibol
nacional. Una andadura hacia lo más alto en la que también fue necesario, por
diferentes avatares, la irrupción de otros clubes como el Sporting o el Santo
Domingo, que ahora conforman un único club, así como posteriormente el Río
Duero Soria, y a los que también ha influido, de una forma u otra, el buen hacer
de Serrato, que por entonces ya había añadido a la labor de jugador o de
docente, la de técnico y erudito del máximo nivel.
Aquellos grandes éxitos capitaneados por José Miguel Serrato en el CD San José
supusieron los primeros grandes hitos del deporte soriano que,
afortunadamente, tendrían continuidad en otras disciplinas como el atletismo o
el fútbol. No obstante, no hay que olvidar que su legado continúa en el CD San
José o en el voleibol, latiendo con fuerza con el Sporting Santo Domingo o el Río
Duero Soria, que mantiene la representación de Soria en la máxima categoría
del voleibol nacional. Todo ello, sin olvidar, entre otros, el papel que
desempeñó y todavía desempeña Serrato en el Caep Soria y que sería
fundamental para que la Federación Española de Voleibol eligiera a la ciudad y a la provincia como sede permanente del trabajo femenino de categorías
inferiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.