Los sorianos hacen los deberes ante un correoso Leleman Valencia

El cuadro celeste prolonga su dinámica de resultados con un 3-0

No quería  Alberto Toribio que su equipo, el Río Duero Soria, se relajara en el encuentro ante Leleman Valencia consciente de la mejora de rendimiento del equipo levantino, y sus jugadores no dudaron en ponerse un mono de trabajo. Una vestimenta que no se pudieron quitar en toda la contienda por el trabajo de los visitantes, que se empeñaron en no regalar nada en la cancha, obligando hasta el final a los celestes, que eso sí, supieron resolver el encuentro con la misma solvencia que vienen acreditando tanto en su cancha, donde atesoran números inmaculados, como en este 2022 donde mantienen una dinámica arrolladora. En esta ocasión el resultado fue un 3-0 que se saldó con 25-22, 25-21 y 25-20.

Advertido estaba Río Duero Soria de que el constante crecimiento de Leleman Valencia le iba a obligar a jugar a un gran nivel, así que los de Alberto Toribio salieron metidos en el partido. Apenas se sobrepasó el 3-3, el cuadro soriano trató de abrir el marcador para jugar con tranquilidad. Como si durara la inercia del partido del miércoles ante Manacor (saldado con 3-0 para los celestes), los sorianos puntuaban con fluidez para irse al 8-4. Sin embargo, los valencianos no se iban a venir abajo, solicitando Fabián Muraco sus dos tiempos muertos para impedir que las diferencias fueran a más. Lo logró su equipo que fue capaz de acercarse hasta el 18-16, lo que obligaba a los locales a no poder tomarse ningún respiro. De nuevo el 23-18 parecía que sería definitivo, y de hecho lo sería, pero nuevamente el cuadro visitante fue correoso y forzó el 25-22.

En el segundo parcial se produjeron menos altibajos en el juego por parte de los dos equipos. Los sorianos, nuevamente, trataron de llevar la iniciativa en el set (7-5), pero Leleman encontraba la forma de neutralizar las diferencias (7-7). Los dos colocadores mostraban las virtudes de sus atacantes, Folguera especialmente con Gimeno y Villalba, y Monfort con Armorim y Danger, que daban salida por las alas. En una acción desafortunada, el central brasileño Igor Silva iba a sufrir una torcedura de tobillo, abandonando la cancha y dejando paso a Juan Fransico Frías, que no tardaba en enseñar a los valencianos que Soria seguía teniendo peligro por el centro. Afortunadamente, Silva volvería a caminar durante el encuentro aunque no ha jugar. Mientras, el desenlace del parcial apenas variaba, los sorianos mandaban, se marchaban de uno o dos puntos, y no lograban romper el set ante su pegajoso rival (22-20). Eso sí, llegado de nuevo el momento de la verdad, Folguera jugaba sus bazas con maestría y sus hombres respondían con una eficacia demoledora (25-21).

En el tercer set, más pelea, ni los valencianos se vinieron abajo ni los sorianos se relajaron. De hecho, el 11-12 a favor de los visitantes, era toda una declaración de intenciones que los de Alberto Toribio, ya con Olalla teniendo minutos en cancha, se tomaron muy en serio. A pesar del cansancio acumulado del cuarto partido en dos semanas, los sorianos siguieron mostrándose como un equipo sólido que iba a trabajarse la victoria (19-15). Fabián Muraco trató de buscar algo más en sus hombres de banquillo, pero el encuentro ahora sí parecía decidido, algo que corroboraría el joven Davi Tenorio con el bloqueo que cerraría el partido (25-20).

Ficha técnica:

Río Duero Soria: Folguera, Gimeno, Salvador, Villalba, Silva, Dos Santos y líbero, San Martín. También jugaron: Lorente, Frías y Tenorio.

Leleman Valencia: Monfort, Amorim, Dangel, Funes, Postemsky, Ribas y líbero, Mengod. También jugaron Pascual, Huerta, Jarque y De Juan.

Árbitros: González Tabares y Suárez Ucar.

Parciales: 1-0 (25-22). 2-0 (25-21). 3-0 (25-20).

Incidencias: Los Pajaritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.