Río Duero Soria muestra su solidez ante un combativo Barça Voleibol

Los sorianos cerraron el encuentro por la vía rápida justo a tiempo ante un cuadro azulgrana que fue de menos a más en la contienda.

Fotos: María Morales

El cuadro soriano logró una importante victoria por 3-0 (25-21, 25-16 y 26-24) ante Barça Voleibol que le permite asentarse en la segunda plaza de la competición. Los celestes cerraron el encuentro justo a tiempo, con el 3-0 y un 26-24, ya que el cuadro azulgrana estaba creciendo en su rendimiento y un partido largo podría haber abierto un nuevo escenario incierto. No fue así, los de Toribio frenaron cualquier reacción con trabajo, solidez y acierto.

Lo cierto es que los sorianos fueron claramente superiores a su rival en los dos primeros set de la contienda y en buena parte de la tercera manga. El cuadro celeste salía como una apisonadora y ponía un 6-2 amenazante en el marcador. No obstante, Barça Voleibol reaccionó y superó un primer momento de dificultad con rapidez, evitando males mayores. A partir del 6-5, el encuentro entró en una espiral de más competitividad, aunque Soria siempre jugaba con la comodidad de ir por delante en el marcador, mientras a los azulgrana les faltaba un marcha más para poder alcanzar el marcador (18-17). Al llegar la fase decisiva del encuentro, Río Duero Soria elevó su acierto para marcharse en el marcador con facilidad e inclinar la balanza en el 25-21.

Los sorianos habían estado firmes en el primer acto, pero en el segundo ofrecieron un recital que desarboló al cuadro visitante. Lorente tocaba todas las teclas con acierto, metiendo a su equipo en una dinámica arrolladora que ya era más que palpable con el 17-11. Mientras los sorianos parecían tocados por una varita, a los azulgranas no les salían las cosas y el 25-16 plasmaba las diferencias entre ambos bandos.

Entonces llegó el tercer parcial, el más emocionante del encuentro gracias al carácter combativo de los azulgrana, que no se dejaron llevar en ningún momento, a pesar de tener un marcador claramente adverso. De hecho, tras la primera toma de contacto de set 9-8, el marcador volvió a ser claramente favorable para los sorianos, que seguían jugando con comodidad (17-13). Aunque el marcador era claro y el conjunto de Barcelona parecía acusar ir siempre por detrás en el marcador, el saque de León, tremendamente duro, y la entrada de Héctor García en la dirección del juego, dieron un aire nuevo al ataque visitante y también un claro empujón anímico. Así, los sorianos empezaron a tener más problemas en recepción y, por consiguiente, menos claridad en ataque. Mientras, en el otro lado de la red, García explotaba a Alexander Carabali en el centro de la red y a León por el ala, logrando equilibrar la balanza en el 24-24. Por primera vez, los sorianos tenían que gestionar un momento de dificultad, y aunque no mostraron su mejor versión, sí que supieron cerrar el marcador cuando tuvieron oportunidad para hacerlo (26-24).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *