"Los Pajaritos" Un fortín para la salvación

April 6, 2019

El Río Duero voley se aseguró con la última victoria en casa ante CV Melilla su permanencia una temporada más en la máxima categoría del voleibol nacional.

 

Pocos pensaban en una situación así hace apenas 6 meses, pero un inicio de temporada irregular, que se fue enquistando, ha terminado siendo una temporada en la que la plantilla ha sufrido más que nunca para conseguir el objetivo menos glamuroso, y a la vez más importante, de la historia del Río Duero y del voleibol soriano en sus 31 años en Superliga.

 

La temporada más rara jamás vista para los aficionados sorianos ha sido sin lugar a dudas la actual.

 

Todos los amantes de este deporte que se han  acercado a Los Pajaritos, han visto a su equipo batir a sus rivales con grandes e igualados partidos o por contundentes 3-0. Desde el 4º clasificado (Urbia Palma) hasta el último. Solamente los 3 primeros clasificados salieron victoriosos de Los Pajaritos. Teruel, Almería e Ibiza han sido los únicos capaces de doblegar al Río Duero en su cancha, y tanto almerienses como ibicencos los hicieron con ajustados 1-3 en partidos muy igualados.

 

 

Lo curioso de la temporada es ver como este equipo, intratable en todos los encuentros domésticos, se ha topado con resultados adversos en cada una de sus visitas a domicilio. De ahí que la situación haya sido agónica hasta la penúltima jornada. Más curiosos aún se antoja, cuando tras analizar los resultados como visitante se comprueba que de las 10 derrotas fuera de Soria, 7 de ellas han sido por 3-1 y las otras tres, por 3-2 (habiendo empezado el partido 0-1 o 0-2 en 5 de esos 10 encuentros). En toda la temporada, el equipo ha cedido únicamente un 3-0 ante el todopoderoso Teruel en Los Pajaritos.

 

Con todo esto en la mano, es fácil intuir que no habría sido difícil vivir una nueva temporada de grandes éxitos para los sorianos, pero en esta ocasión, la suerte y el destino han sido esquivos al equipo y ha tocado pelear muy duro por una “dulce permanencia”.

 

El técnico soriano Manuel Sevillano, analizando la campaña en su última semana ve “una difícil explicación a lo ocurrido fuera de casa”. “El equipo competía todos y cada uno de los partidos (y los empezaba muy bien), pero a medida que estos avanzaban la plantilla se iba apagando y de ahí que no tengamos aún ninguna victoria lejos de Los Pajaritos”.

 

Buscando un motivo para este cambio de imagen de los suyos en casa  y fuera de esta, Sevillano cree que se debe a “La cabeza y parte mental tan importante en cualquier deporte”.

“Está claro que las facultades físicas, técnicas y tácticas estaban ahí para haber hecho buenos resultados, pero el equipo ante las dificultades, y a medida que los partidos avanzaban, se hundía mentalmente y eso le ha impedido dar todo lo que tenía”

 

Por ello, Sevillano cree que “Los Pajaritos han sido un empuje fundamental para los jugadores”. “El público soriano es al que le debemos un año más en Superliga. Todo agradecimiento será poco. El apoyo desde la grada, y la buena afluencia de aficionados cada semana, han hecho que los jugadores no se permitieran a sí mismos bajar los brazos cuando el partido se ponía cuesta arriba (como sí ocurría a domicilio), lo cual ha sido un plus que nos ha hecho completar la mejor temporada en casa de los 6 años de Río Duero en el momento en que más importante era conseguirlo”

 

A falta de una jornada, el Río Duero será equipo de Superliga en la temporada 2019/2020. Eso es lo más importante en este momento, y desde ya, toca aprender de los errores cometidos, analizarlos y revertirlos. Ese es el camino al éxito que llevará de nuevo a nuestro equipo a luchar por objetivos más ambiciosos las próximas temporadas.

 

 

Please reload

Featured Posts

Río Duero - Teruel. Partido por la España vaciada

November 19, 2019

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

C.D.V. Río Duero Soria